• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Tras dos días de audiencias a puerta cerrada, el juez encargado del caso aceptó la solicitud de la Fiscalía y envió a prisión preventiva a los acusados, quienes no aceptaron los cargos.

Tras dos días de audiencias a puerta cerrada, el juez encargado del caso aceptó la solicitud de la Fiscalía y envió a prisión preventiva a los acusados, quienes no aceptaron los cargos. | Foto: Colprensa

Publicado 31 diciembre 2019





Giovanni Abelardo Ortiz Calderón, uno de los implicados en el crimen, detalló a la Fiscalía el móvil del asesinato y el modus operandi llevado a cabo.

Uno de los acusados del asesinato de la pareja de activistas ambientales colombianos, Natalia Jiménez y Rodrigo Monsalve, que fueron atacados durante su luna de miel, reveló ante la Fiscalía que el móvil del crimen fue el robo del automóvil de las víctimas para venderlo.

LEA TAMBIÉN:

ONU: 2019 el año más violento para exmiembros de las FARC-EP

Presuntamente, Giovanni Abelardo Ortiz Calderón; Jaider Lozano Jaramillo, alias El Negro; Luis Rodríguez Tovar, conocido como Luchito; y Andrés Felipe García Socarrás, con el sobrenombre Pipe Bareta, se reunieron para planificar el asalto, con la idea de hacerse de un vehículo para luego venderlo por unos cinco millones de pesos (aproximadamente 1.500 dólares).

"Pipe sacó un revólver y me lo dio a mí, yo se lo doy al Negro y nos dice que solo hay cuatro pastillas [balas]", relató Ortiz, quien confesó que eso sucedió el pasado 20 de diciembre, entre las 14 y 15 horas (hora local), los cuatro imputados se encontraron en el sector de El Manglar (en Santa Marta, departamento de Magdalena), listos para el atraco.

Ortiz fue el primero en entregarse a la Policía tras el asesinato, explicó que desde allí se desplazaron hasta Buritaca a buscar a otro implicado al que llamaban el “Veneco”, a quien no encontraron. Posteriormente, optaron por dirigirse a un paraje apartado y frecuentado por turistas conocido como El Mirador.

Sobre las 17.00 (hora local) llegó al lugar la camioneta Ford en la que viajaban Rodrigo y Nathalia, el Veneco ya se encontraba en el lugar. Antes había pasado por el sitio un carro con cuatro ocupantes, pero prefirieron seguir escondidos esperando una presa más fácil.

"La pareja estaba tomándose fotos con la espalda hacia la carretera y mirando el mar. Yo saco el revólver y les digo 'quietos'. El muchacho intenta correr, pero el Negro lo agarró por el cuello y lo subió al carro", detalló el acusado.

De acuerdo con Ortiz, forzaron a la mujer a entrar al automóvil y Veneco le amarró las manos a las víctimas, mientras Lozano Jaramillo conducía. Luego de 15 o 20 minutos de conducción en dirección a Buritaca, los asaltantes  bajaron a los ambientalistas del vehículo. 

El relato prosigue con el Negro asegurando que "la cuestión es matarlos", con lo que el Veneco se muestra de acuerdo, "porque nos vieron el rostro", sin embargo, el documento de la Fiscalía basado en las declaraciones de Ortiz, asegura que "Giovanni cogió el arma, se acercó al muchacho y le disparó en la cabeza".

Según el imputado, "en ese momento, la muchacha pega un grito y no recuerdo qué dijo; me fui a donde estaba el Veneco y el Negro, y en ese momento el Veneco dice: 'venga, voy yo'; me fui donde estaba parqueado el carro; al instante escucho un tiro y vienen corriendo el Negro y el Veneco; observo que el revólver viene en la mano del Veneco".

 

/>

Sin embargo, el relato contradice en principio la tesis de Ximena Cáceres, madre de Natalia Jiménez, quien declaró en una entrevista con un medio local que el asesinato de su hija se debía a su labor como activista social.

Tras dos días de audiencias a puerta cerrada, el juez encargado del caso aceptó la solicitud del Ministerio Público y envió a prisión preventiva a los acusados, quienes no aceptaron los cargos de homicidio agravado, secuestro simple, porte ilegal de armas de fuego y hurto agravado.       

La delegada de la Procuraduría aseveró que los testimonios de Giovanni Ortiz y Jaider Lozano son congruentes, pero varían en que cada uno señala al otro como el jefe del grupo. Por su parte, el abogado de Luis Rodríguez y Andrés Felipe García aseguró que Ortiz  se desliga de su responsabilidad en el relato hecho a las autoridades.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.