Palestina. «La anexión supone la eliminación total de un pueblo» | Blog | teleSUR
7 julio 2020
Palestina. «La anexión supone la eliminación total de un pueblo»

Para hablar de esto hemos conversado con el sheij Mohsen Alí, referente de la Casa para la Difusión del Islam. Moshen Ali es también un activo defensor de Palestina y de la causa de la Revolución Bolivariana en Argentina.

Palestina. «La anexión supone la eliminación total de un pueblo»

-¿Cómo ves esta situación difícil que vive el Pueblo Palestino y todo Medio Oriente?  

-Es una muestra más del obsceno poder que tiene el Imperio en estos momentos que, desentendiéndose de toda razón, de todas las leyes humanitarias, desoyendo los consejos de las Naciones Unidas, hace uso de su fuerza, de su poderío militar, y pretende anexar un territorio que nunca le perteneció, ni le pertenece, para tratar de cumplir el gran sueño que tiene el ente, vamos a llamarlo sionista, conocido como Israel, de construir el Gran Israel desde el Éufrates hasta el Nilo, y lo hace con la complicidad, justamente, del imperialista mayor que es Estados Unidos de Norteamérica y con el guiño de la OTAN. 

Por ejemplo, John Dugard, relator especial de los Derechos Humanos de Naciones Unidas, acaba de sacar un comunicado declarando ilegal y expansionista la anexión del territorio de la Cisjordania. También, Angela Merkel dijo que es a todas luces ilegal esto y que Naciones Unidas nunca va a avalar. Lo que pasa, como decía el General Perón, que la fuerza es el derecho de las bestias. Amparado en su poderío militar y con la complicidad de Estados Unidos Israel desoye todos estos consejos ante el silencio ensordecedor del Consejo de la Naciones Unidas que, no solamente nunca ha enviado contingentes militares para poner fin al expansionismo israelí en la zona del Oriente Medio, específicamente la Palestina ocupada en Jordania, sino que individualmente no tenemos expresiones como las de Chávez en Latinoamérica en aquella disertación famosa en que dijo: «desde el fondo de mis entrañas y con toda mi alma te maldigo Estado maldito de Israel», creo que fue: «me desentiendo de ti Estado maldito de Israel».

Israel ha acumulado un poder que tiene directa relación por oposición con el desempoderamiento de los pueblos que, en su gran mayoría, están en contra de esta anexión, ya sea los pueblos de la región, los de Europa, en todos los continentes ningún pueblo está a favor de esta medida y, sin embargo, Israel desoye todo esto. Recordemos que Israel fue cómplice de cuanta dictadura existió desde la creación de su Estado hasta hoy, especialmente en nuestra Patria Grande apoyando las dictaduras de Brasil y Chile, vendiéndole armas a Videla. Especialmente, a nosotros como argentinos nos toca muy de cerca la cuestión Malvinas en la que Israel en Naciones Unidas, una y otra vez, ha votado en contra de nuestro país, que, desgraciadamente, ha demostrado una sumisión prácticamente. El Gobierno está haciendo concordar su política exterior en muchos puntos con la política exterior de Israel. Acaba de aprobar una resolución de Cancillería, que ya adoptó la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y provincias del interior como Tucumán, de la definición de antisemitismo de acuerdo a la voluntad y a lo que le conviene al Estado de Israel. 

Israel busca expropiar la tierra desentendiéndose de la población palestina que está allí desde hace miles de años, condenándolos al exilio o a una muerte segura que puede llegar desde inanición hasta ser asesinado por francotiradores o directamente pasado por encima con las topadoras como hicieron con Rachel Corrie, (asesinada en 2003).

Israel está produciendo una anexión de jure, es decir de motu propio, y está condenando a la población que, obviamente, va a ofrecer resistencia. Hablábamos al principio del empoderamiento y el desempoderamiento, con los medios escasos que tiene Hamás, con la ayuda de la República Islámica de Irán, un firme opositor a Israel en el Oriente Medio, y movimientos como Hezbolá van a hacer frente a Israel en estas acciones. Pero, vamos a estar en presencia de actos atroces de terrorismo de Estado.

La anexión supone la eliminación total de Palestina, ya no tiene ni un 13 por ciento del total del territorio, esta anexión hace inviable directamente al Estado Palestino e Israel está tratando de empujar a la población de ese lugar para que emigren a países como Jordania para luego invadirlos, porque el sueño sionista de Israel es, justamente, crear el Gran Israel. 

Israel no cesa, amén de haber anunciado ahora esta anexión, no ha cesado nunca de quemar cultivos, destruir viviendas, bombardear inclusive a los pescadores, que les permiten estar nada más a una o dos millas de la costa para ir a buscar un poco de comida, y muchas veces los asesinan, les disparan directamente de los helicópteros, sino lo hacen a través de los francotiradores. Esta lleno, desgraciadamente, Youtube de videos donde podemos ver inclusive a mujeres caminando portando un bebé en brazos que son eliminadas y caen fulminadas bajo las balas de los francotiradores. 

Todo esto ocurre no solamente por el poderío militar o económico de Israel, recordemos que el principal gasto de Norteamérica hoy es la ayuda que le manda a Israel traducida en más de 5.000 millones de dólares al año, y esto es lo blanqueado, esto ocurre también por el silencio cómplice de los grandes medios de difusión. Por ejemplo, un artículo de la BBC de Londres habla de un ataque israelí contra una aldea en la que destruyó 120 viviendas y lo titula como incursión del Ejército israelí en la Franja de Gaza, o sea que el Ejército israelí hace incursiones y cuando los palestinos se defienden de estas «incursiones» se titula como actos terroristas contra Israel, que es quien, realmente, está cometiendo los actos terroristas. 

Israel, recordémoslo, es miembro de las Naciones Unidas contradiciendo la Carta fundacional, porque para ser miembro tenes que tener fronteras definidas e Israel no presentó nunca una frontera definida de su país, recordemos que no tiene Constitución y que en julio de 1918 se declaró Estado judío creando así, ya formalmente, bajo el derecho legal, «diferentes castas» en los estratos sociales de Israel, que recordemos que tiene, especialmente en Jerusalén, cientos de miles de habitantes árabes, en su gran mayoría cristianos, los cuales tienen en sus autos patentes de distinto color para que se los identifique como propiedad de un no-judío que no puede transitar por todos los caminos y carreteras, aun siendo ciudadano israelí, ni puede habitar donde él quiera. 

También, la declaración del Alto Comisionado por los Derechos Humanos de la ONU, Bachelet, instó a Israel a abandonar su «intención anexionista», palabras textuales, que Israel desoye creando así ciudadanos de primera y de segunda y anexándose territorios que para nada concuerdan con las leyes legales. A pesar de que haya exfuncionarios y generales israelíes, así como políticos y mandatarios, que rechazan el plan de Israel, que sigue adelante con esto. 

Pone en vilo también esta actitud israelí la viabilidad de las Naciones Unidas, ¿para qué están?. La resolución 242 de Naciones Unidas ordena a Israel a volver a la frontera del 67, por ley está prohibido anexionar territorio conquistado por la fuerza, por el poder militar, sin embargo, Israel no solamente se ha quedado con los territorios ocupados después del 67, sino que sigue, como esta actitud lo demuestra, anexionando espacios y territorios a lo que llaman su Estado.

Naciones Unidas manda contingentes de soldados, de Cascos Blancos, a todos lados, aunque ineficaz como el caso de Bosnia y Herzegovina o lo que fue el caso de la masacre de Sabra y Chatila alentada por Israel, dirigida por Sharon y perpetrada por las falanges cristianas en el Líbano, los Cascos Blancos de las Naciones Unidas se desentendieron del caso, libraron la zona. Pero, qué raro que con todos los atropellos que comete a diario Israel Naciones Unidas nunca ha mandado contingentes militares para servir de retén a la ambición anexionista y al avance del ejército israelí. 

-En medio de esta crisis de Covid-19 Israel anuncia esta anexión.

-No nos llama la atención que hayan elegido este momento de la pandemia, donde están las cuarentenas, donde todos aquellos que luchamos por los derechos humanos, por la razón, por la justicia y que denunciamos la tiranía del imperio, nos vemos imposibilitados de salir y denunciar en masa, organizando movilizaciones. Creo que están aprovechando justamente este momento. 

Israel, tenemos que recordar a la gente, no suscribe al Tratado de No Proliferación Nuclear y tiene un arsenal nuclear impresionante con cientos y cientos de armas nucleares que no tenía declaradas y que reconoció su existencia hace poquitos años, en especial después de que Mordejái Vanunu, un científico israelí de origen marroquí, en 1986 en el diario británico Sunday declara que Israel posee un arsenal nuclear, lo hace desde su objeción de conciencia, desde el plano científico se convierte en un objetor de conciencia y dice que Israel nunca se está armando para la paz, sino que está preparándose para exterminar a su enemigo, y denuncia todas las armas que tenía Israel, que estaba desarrollando y que él había sido parte de ese ejército de científicos que tenía Israel con este fin. Lo persiguen, lo encarcelan en Roma, y en 1986 le declaran 14 años de prisión, que cumple en el 2004, lo liberan, pero no lo dejan salir de Israel, no puede hacer declaraciones, no puede entrar en grupos de chat, es decir, está total y absolutamente amordazado. 

Los mismo que los cientos de solados objetores de conciencia que se niegan a servir en este Ejército, especialmente después de que son incorporados y entrenados no quieren continuar con eso, y son encarcelados. Hay un joven que fue ocho veces a prisión por negarse a servir en el Ejército, que tiene la tasa de suicidio más alta del planeta entre sus componentes porque no pueden vivir con la conciencia tranquila después de todas las cuestiones que hemos mencionado.                                           

-¿Cuál es la razón de que pasan los años y la población israelí, más allá de honrosas excepciones que suelen manifestarse a favor del pueblo palestino o por la paz, no implosiona, no reacciona, frente a mandatarios que los condenan permanentemente a estar en peligro? Porque tener la capacidad de agredir a un vecino, como lo hace Israel, y no pensar que este, tarde o temprano, va a reaccionar y va a atacar también. ¿Qué hace que esa población se unifique siempre para girar cada vez más a la derecha?     

-Son varios los factores. Uno, el sentido de gueto. Israel se está convirtiendo en un gueto, no sé si conscientemente, respira nada más que sionismo, asimila sionismo a judaísmo cuando son cosas antagónicas, pero tiene la gran complicidad de esta quinta columna que tiene el imperio que son los medios de difusión masiva. ¿Se puede entender que Argentina haya votado a Macri en la forma en que lo hizo?, ¿se puede creer que Macri haya sacado cerca del 38 por ciento de los votos en la última elección?, todo eso es debido, justamente, a las legiones de periodistas que los grandes medios hegemónicos de difusión se encargan de financiar, de sostener, a fin de difundir un mensaje que es claramente contrario a los derechos humanos y en el que le dicen a la gente, en vez de mostrarle al vecino como un ser amigable, que lo es, porque recordémosle a la gente que en Palestina vivieron 1500 años en perfecta paz y armonía judíos, árabes, cristianos, musulmanes. Los judíos, así como lo dice el propio movimiento judío de rabinos Neturei Karta, fueron huéspedes de los árabes durante milenios y los han tratado bien, que los judíos pudieron desarrollarse y florecer en la España musulmana en la Edad Media y en la actualidad pudieron hacerlo en Marruecos, Turquía, incluso en la República Islámica de Irán donde son reconocidos y tienen banca en el Parlamento que se la otorga el Gobierno para que las minorías estén presentes porque por número nunca podrían alcanzar el derecho a tener una banca. Los judíos han florecido en Siria, Líbano, Palestina, Jordania, en todos lados. Sin embargo, muestran al árabe como el foco, es decir, muestran a la víctima como el victimario. 

Quiero poner mucho el acento en los medios de difusión. Antes los países se conquistaban con tanques y aviones, como sigue haciéndolo Israel, pero hoy los hacen a través de los medios y de la opresión económica. 

En Argentina pasamos de una presidenta que decía que a Argentina nadie le elige los amigos, cuando no llevó a la delegación de la Daia y la AMIA a Naciones Unidas, por ejemplo, y había tratado de proponer el memorándum de entendimiento con Irán, a un presidente que el primer viaje al exterior lo hace justamente a Israel y lo explican diciendo que estamos endeudados y necesitamos apoyo económico y financiero, dejando de lado la conciencia, la moral, los derechos humanos, la justicia. Con lo cual estamos viendo el avance creciente del poder hegemónico de la combinación de lo militar, de lo tradicional, con la difusión a través de los medios masivos y el poder económico. La mayoría, sino la totalidad, de los fondos buitres responden al sionismo, son sus financiadores, y ahogan a los pueblos, les imponen condiciones, y llama la atención el silencio atroz de los medios en Argentina, especialmente, sobre estos temas. 

Así estamos. Por eso, al principio decía que hay que empoderar a los medios no hegemónicos, económicamente, como el tuyo que tan honrosamente cumple, que hay toda una tradición de ética, moral, compromiso, con la verdad de denuncia. Pero, estos medios tienen los caminos cerrados, hasta en Facebook no podés escribir lo que querés porque te lo censuran, lo cierran, es una acción mordaza, te amordazan si vos querés levantarte y enfrentar al enemigo, si querés denunciarlos. 

Hablando de financiación, recordemos que Israel fue el que le vendió las lanchas a Patricia Bullrich a un precio exorbitante, que se podrían haber fabricado porque Argentina hace ese tipo y con un 50 por ciento de descuento en el precio, y que Israel es el Estado que le vendió 3 millones de balas a Macri, los chalecos antibalas. Lo que es peor, y mucho más preocupante, es la cuestión del entrenamiento de las Fuerzas de Seguridad de la República Argentina que realizaron en Israel, de lo cual se ufanaba Bullrich y se enorgullecía de eso. 

Fíjate el trato que le dan al asesinato de Floyd en Estados Unidos y cuando las Fuerzas de Seguridad toman a un manifestante en una marcha o cuando apresan a alguien, la técnica es la misma, cambia el color del uniforme. Así como la Escuela de las Américas formaba a los dictadores que se iban a encargar de someter a la Patria Grande a la voluntad del Imperio, hoy las Fuerzas de Seguridad de prácticamente toda América Latina, con Colombia a la cabeza, Chile, Brasil, Ecuador desgraciadamente y la realidad que está viviendo, Argentina, Uruguay. 

Por ejemplo, yo tengo prohibida la entrada al Uruguay, fui invitado dos veces por la Universidad Católica a dar charlas sobre la cuestión palestina y cada vez que iba se sentaban entre el público, en distintos lugares del salón, gente que cuando empezaba a hablar silbaban, gritaban, y me denunciaron por antisemitismo solamente por haber denunciado al sionismo que es un movimiento político que es, según mi juicio, contrario al judaísmo, que no tienen nada que ver.

Muchísimos judíos así lo denuncian, el caso de Norman Finkelstein, Ilan Pappé, Noam Chomsky y muchísima gente que son perseguidos por los judíos, que los tildan de judíos que se odian a sí mismos, porque son personas que cuestionan, justamente, el accionar criminal de Israel. 
Acá nosotros tenemos que, como corolario, empezar a militar la difusión, es una tarea enorme porque prendés un canal reconocido o uno de aire y tenés cientos de miles de personas que escuchan. A nosotros nos cabe hacer el boca a boca, desgraciadamente, fíjate lo que ocurre con el canal de televisión de Al Mannar, HispanTV, la señal de TeleSur, que cuando Macri sube es lo primero que quiere sacar. Nos cuesta llegar, pero tenemos la tarea, porque somos justamente conocedores de la cuestión, y la obligación de la difusión, aunque sea con el boca a boca.     


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección




Perfil del Bloguero
Periodista argentino en medios de prensa escrita y digital, radio y TV. Escritor de varios libros de temas de política internacional. Director del periódico Resumen Latinoamericano. Coordinador de Cátedras Bolivarianas, ámbito de reflexión y debate sobre América Latina y el Tercer Mundo.
Más artículos de este bloguero




Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.