Mostrar:
Autores:
Buscar:

Carlos Aznarez
Carlos Aznarez

Periodista argentino en medios de prensa escrita y digital, radio y TV. Escritor de varios libros de temas de política internacional. Director del periódico Resumen Latinoamericano. Coordinador de Cátedras Bolivarianas, ámbito de reflexión y debate sobre América Latina y el Tercer Mundo.

60 Notas publicadas

Notas recientes

Está claro que las elecciones primarias no son las definitivas, pero algo más de quince puntos de diferencia entre la oposición (con un 48%) y el oficialismo (con un 33%) no es un simple detalle ni algo que el gobierno de Mauricio Macri pueda minimizar. Ni siquiera apelando a consejos paternales como ese lanzado a medianoche invitando a los argentinos «a irse a dormir».

Escribo esta nota desde el País Vasco tratando de ahondar en la información sobre la situación de las presas y presos políticos vascos. Este es un tema ulcerante para gran parte de la sociedad vasca y sigue siendo una asignatura pendiente de un conflicto que aún está lejos de solucionarse, a pesar de que en octubre se cumplirán 8 años en que la organización ETA abandonara la lucha armada. En ese sentido, va la conversación mantenida con Mitxel Sarasketa, ex-prisionero político (pasó 20 años en prisión). Sarasketa  analiza sobre como está la situación en las cárceles y si se ha avanzado o ha cambiado algo después de la disolución de ETA.

Hacía mucho que no se veían en Puerto Rico movilizaciones de tal envergadura. Miles de jóvenes de todas las clases sociales, unidos y unidas en la demanda inicial de “Fuera Ricky” se fue transformando con el correr de los días en algo más potente, como es el “que se vayan todos”.

El gobierno actual vuelve a mostrar su cara más impune pero también la más violenta. Todo vale para defender un mandato que nadie otorgó, salvo el fraude, y que hoy es repudiado por las grandes mayorías.

Moira Millán es una weichafe, o sea  una guerrera mapuche que no solo pone el cuerpo en defensa de su gente y su territorio sino que habla como piensa. Por eso es bueno escucharla, porque al hacerlo se aprende, y mucho.

Prácticamente hace dos semanas que el pueblo de Haití está protagonizando una insurrección a gran escala. Sí, dos semanas, por no decir dos meses, dos años o dos siglos. Pero a pesar de ello el mundo sigue ignorando la bravura de estas mujeres y hombres que como bien dice el luchador haitiano Henry Boisrolin, “ya no tienen nada que perder porque hasta la vida le han quitado”.

La noticia que llega desde Madrid no puede ser más inquietante: la Audiencia Nacional ha denegado el sobreseimiento de la causa seguida contra la luchadora internacionalista española, Ángeles Maestro, y otras dos compañeras, por el envío de fondos al pueblo palestino. Y ha dispuesto la apertura de Sumario Ordinario "por colaboración con organización terrorista”.

50 años en la vida de un país es un tiempo breve, aunque parezca lo contrario.

Santrich ha debido afrontar todo este último año el escarnio no solo de estar en prisión sino que se lo identifique con el narcotráfico.

Querían que fuera un golpe para derrocar al gobierno legítimo de Nicolás Maduro y terminaron en una pequeña asonada. Otra vez han fracasado ya que no tienen pueblo ni tampoco logran el objetivo de máxima que se proponen: el quiebre de las Fuerzas Armadas Nacional Bolivarianas. De todos modos, ya es hora de que se asuma la guerra declarada por el imperio con toda la fuerza que da el estado de derecho y se ponga entre rejas al títere de Trump Juan Guaidó. Sin dudas, su facilidad de moverse libremente, de poder anunciar hace varios días este falso “operativo Libertad” provoca estos intentos frustrados pero peligrosos. Ver las fotos y vídeos de Guaidó con el fascista Leopoldo López (condenado a 14 años de prisión) posando como “mariscales” de un golpe que no fue, enerva a quien las mire, pero más aún a ese heroico pueblo que está pidiendo desde hace rato que a los enemigos de la Revolución no hay que cederles “ni un tantito así”, como diría el Che de los yanquis que asediaban a Cuba.