Mostrar:
Autores:
Buscar:

Adalberto Santana
Adalberto Santana

Nació en la ciudad de México, es Doctor en Estudios Latinoamericanos e investigador titular del Centro de Investigaciones sobre América Latina y el Caribe (CIALC) de la UNAM. Entre sus libros figuran: El pensamiento de Francisco Morazán (1992, 2000, 2003, 2007 y 2019); El narcotráfico en América Latina (2004 y 2008), Minorías sociales en América Latina (2014) . Recibió Mención Premio Casa de las América (2003).

40 Notas publicadas

Notas recientes

El Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), ubicado como la principal fuerza de la izquierda salvadoreña, pasó del segundo puesto (19 diputados) en la Asamblea Legislativa al cuarto lugar con únicamente 4 legisladores.

A fines de febrero de 2021 el escenario internacional de la pandemia de la COVID-19,  tiene un eje central que es inmunizar a más de 7,000 millones de personas en todo el orbe. Difícil reto para la sociedad del siglo XXI  que deberá afrontar, venciendo a las férreas resistencias que se presentan en el paisaje global.  Particularmente a las políticas de aquellos gobiernos de las potencias occidentales que no hacen todo lo humanamente deseable para vencer  al virus Sars-Cov-2.

Esto lo traemos a la memoria, ya que este año de 2021 se conmemoran los 200 años de la independencia de lo que fue el territorio colonial de la Nueva España y de la Capitanía General de Guatemala.

En las elecciones del 7 de febrero de 2021, a las que están convocados más de 13 millones de ciudadanos ecuatorianos, se disputan tanto la presidencia como la elección de los representantes al Parlamento Andino y 137 Asambleístas para el mismo período 2021–2025.

En otras palabras, cuando los dirigentes del MAS coptaron al grueso del pueblo indígena y popular boliviano, garantizaron la victoria de la candidatura de Luis Arce Cotacora y de su candidato a vicepresidente, David Choquehuanca. Dos ex ministros del gobierno de Evo Morales.

Las políticas del sistema judicial estadounidenses han llevado a enjuiciar a dos prominentes figuras de los pasados gobiernos de México en sendos juicios acusados de servir al narcotráfico. Uno de ellos ha sido Genaro García Luna, ex Secretario de Seguridad Pública en el gobierno del presidente panista Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012).

Ecuador y Bolivia llegaron a convertirse en un referente en el imaginario de la vida política mundial en el nuevo siglo XXI latinoamericano.

Desde hace mucho años he sido un fiel colaborador de nuestra emisora latinoamericana y caribeña, tanto haciendo comentarios y análisis televisivos, así como escribiendo para Blogs teleSUR. Televisora multinacional de nuestra América que nació con la propuesta del presidente Hugo Chávez. Su acta de nacimiento acontece el 24 de julio de 2005. La misma fecha en que se cumplía un aniversario más del natalicio de Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios Ponte Andrade y Blanco, mejor conocido como Simón Bolívar. Es decir, nace esa televisora a los 222 años del nacimiento del más grande libertador de nuestros pueblos y forjador ideológico de nuestras Repúblicas. A los 237 años del natalicio del Gran Libertador, la televisora del sur sigue siendo un gran canal informativo al servicio de la emancipación latinoamericana, caribeña y del mundo.

Han pasado más de cuatro décadas desde que en Nicaragua triunfaron las fuerzas populares encabezadas por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) contra una de las dictaduras más sangrientas del mundo. La misma que encabezaba la familia del general Anastasio Somoza García impuesto como Jefe de a Guardia Nacional de Nicaragua por el gobierno estadounidense desde los inicios de los años treinta del siglo XX. Precisamente cuando ese dictador se convirtió en el representante del imperialismo yanqui en el país centroamericano, al que convirtió en una gran hacienda de su propiedad.

En el encuentro realizado el miércoles 8 de julio de 2020 en Washington entre el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador y el mandatario estadounidense, Donald Trump, fue considerado por la mayoría de la opinión pública mundial como un afortunado encuentro donde imperó el respeto político y el beneficio para el desarrollo de la región de la América del Norte (Canadá, Estados Unidos y México).