• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El Canciller venezolano denunció que casi un tercio de la población mundial y 30 países sufren el impacto de Medidas Económicas Unilaterales, mal llamadas sanciones

El Canciller venezolano denunció que casi un tercio de la población mundial y 30 países sufren el impacto de Medidas Económicas Unilaterales, mal llamadas sanciones | Foto: EFE

Publicado 22 septiembre 2023 (Hace 21 horas 48 minutos)



Blogs


Propone poner fin a un orden global marcado por el consumo y la dominación, y sustituirlo por uno que promueva a solidaridad y la complementariedad. Alerta que bajo el actual no será posible cumplir los ODS.

El canciller de Venezuela, Yvan Gil, valoró este viernes que cambiar el actual orden mundial, signado por el consumo y la dominación, a un modelo que promueva la solidaridad y la complementariedad permitirá hacer frente a amenazas como el cambio climático, el hambre y el militarismo.

LEA TAMBIÉN: 

Presentan en ONU el Mapa Geopolítico de Sanciones Económicas

Durante una entrevista exclusiva brindada a la multiestatal teleSUR, desde la ciudad de Nueva York, donde participa en el 78 Periodo de Sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Gil recordó que el mundo ha retrocedido en su combate contra el hambre y ve con pesar cómo naciones desarrolladas incumplen la entrega de fondos comprometidos para hacer frente al cambio climático mientras ceden sumas millonarias a Ucrania para extender el conflicto con Rusia.

Instó a que esas sumas se dirijan a financiar el desarrollo y a mejorar las condiciones de vida de los pueblos, en lugar de fomentar la carrera armamentista y los enfrentamientos armados. Consideró que tras esa situación subyace la gran hipocresía de los Estados Unidos (EE.UU.), país que domina la economía global y posee el aparato militar más poderoso. 

 

Aseguró que esa nación ha construido un relato de protección ambiental y los DD.HH., pero en el fondo aplica políticas totalmente contrarias al cumplimiento de estos objetivos. Señaló que bajo el actual modelo será imposible cumplir las Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) 2030.

Destacó que Venezuela promueve un nuevo orden mundial para crear una nueva arquitectura financiera y desdolarizar la economía mundial. Consideró que la actual arquitectura, nacida en Bretton Woods, es primitiva y depende de la voluntad de un solo país y una sola moneda, por lo cual urge migrar hacia un sistema moderno, inclusivo, de complementariedad. Los países latinoamericanos están trabajando en esa dirección, dijo.

Ante desafíos colosales como el hambre y la pobreza, el Canciller venezolano instó a dejar a un lado la retórica y pasar a acciones concretas. Ejemplificó con el quehacer de los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) y su programa Petrocaribe, la construcción de la unidad latinoamericana, así como la articulación entre bloques de países emergentes como la comunidad latinoamericana y la unión de países africanos. 

 

Cesen las medidas restrictivas unilaterales

Denunció que casi un tercio de la población mundial y 30 países sufren el impacto de Medidas Económicas Unilaterales (MEU), mal llamadas sanciones, las cuales dañan la economía de esas naciones y tienen implicaciones extraterritoriales.

Recordó que en el caso de Venezuela, las MEU no solo causaron daño a la industria petrolera nacional sino también la seguridad energética de la región del Caribe e impactaron negativamente en el crecimiento económico en América Latina. Detalló que en la última década ese crecimiento fue inferior al 2 por ciento, y en gran parte se explica por la aplicación de las MEU contra Venezuela. 

Expresó que estas tienen impactos extraterritoriales que limitan las capacidades de desarrollo, como denunció hace 17 años el entonces presidente venezolano Hugo Chávez. 

Añadió que ello pone de relieve la necesidad de refundar la Organización de las Naciones Unidas (ONU) si se desea evitar este tipo de atropellos. Lamentó que dicha organización tenga en estos momentos menos poder y capacidad de hacer valer los derechos de los países, así como establecer y proteger los principios de la carta fundacional de las Naciones Unidas. 

 

Refirió que la presentación del Mapa Geopolítico de las Sanciones procura contribuir a que la comunidad internacional, entendida como el conjunto de 194 países que integran la ONU, conozca al detalle las consecuencias que tiene esta política criminal contra los pueblos del mundo.

Explicó que Venezuela despliega una ofensiva diplomática y otra judicial para reclamar bienes confiscados por los EE.UU. y defender los derechos del pueblo y el Gobierno venezolanos. No desistiremos en reclamar nuestros derechos y para ello emplearemos todas las vías disponibles, dijo.

Consideró que el Gobierno bolivariano pasó de la resistencia a la agresividad de la Administración Trump a una línea de ofensiva en favor del pueblo, que prioriza el crecimiento económico y la estabilidad político-social.

Demandó el levantamiento de las más de 930 MEU impuestas a la economía, el sector financiero y el sistema productivo-industrial venezolano. Pese al efecto dañino de ellas, Venezuela ha salido victoriosa y, ya sin ellas, tendrá un crecimiento geométrico en los próximos años, aseguró.

Diplomacia bolivariana de paz 

Gil destacó que el Gobierno de su país ha construido a través de la Diplomacia Bolivariana de Paz un tejido muy sólido.

 

Precisó que durante el 78 Periodo de Sesiones de la AGNU ha sostenido reuniones con más de 30 países, entre ellos los integrantes del ALBA-TECP, la Comunidad del Caribe (Caricom) y diversas naciones de Suramérica.

Aseveró que esos lazos demuestran la legitimidad y el prestigio de la Revolución Bolivariana, así como la fortaleza de la Diplomacia Bolivariana de Paz concebida por el presidente Nicolás Maduro.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.