• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La falta de un plan seguro para levantar las restricciones al confinamiento en Reino Unido originó una ola de críticas contra el primer ministro Boris Johnson.

La falta de un plan seguro para levantar las restricciones al confinamiento en Reino Unido originó una ola de críticas contra el primer ministro Boris Johnson. | Foto: Xinhua

Publicado 11 mayo 2020


Blogs



El primer ministro Boris Johnson anunció un plan para levantar la cuarentena en Reino Unido de forma paulatina cuando el país afronta un ascenso en nuevos casos de Covid-19. 

El líder del Partido Laborista, Keir Starmer, criticó la vuelta al trabajo anunciada por el primer ministro británico, Boris Johnson, en el marco de su plan de levantamiento de las restricciones con cinco fases por la falta de un plan de seguridad ante la pandemia de la Covid-19.

LEA TAMBIÉN:

Reino Unido supera a Italia en número de decesos por Covid-19

"El primer ministro está diciendo a millones de personas que tienen que volver a trabajar sin un plan claro de seguridad ni directrices claras de cómo llegar sin utilizar el transporte público", ha apuntado Starmer. 

Para el líder de la oposición, "este discurso deja más preguntas que respuestas". "Lo que el país quería esta noche era claridad y consenso, pero no tenemos ninguno de los dos", indicó.

Reino Unido es el país europeo más golpeado por el coronavirus, conmás de 32.000 muertos, y el segundo del mundo por detrás de Estados Unidos, cuya población (327 millones) es casi cinco veces superior y registra cerca de 80.000 decesos.

En este sentido, el país europeo reportó este lunes que la cifra total de fallecidos por la Covid-19 en hospitales, residencias y domicilios se elevó hasta 32.065, tras registrar 210 nuevas muertes.

El Ministerio británico de Sanidad indicó que en las últimas 24 horas se han llevado a cabo 100.490 test y se han detectado 3.877 nuevos contagios, después de que el Gobierno haya publicado su hoja de ruta para relajar el confinamiento, que comenzará este miércoles.

El primer ministro Johnson divulgó este lunes los detalles técnicos de su plan, que prevé que esta semana comiencen a regresar al trabajo los empleados en sectores como la manufactura, la construcción, la logística y la distribución en Inglaterra.

Por su parte, los Gobiernos de Escocia, Gales e Irlanda del Norte indicaron que mantendrán el mensaje de "quedarse en casa" para combatir la pandemia en lugar de adoptar el promovido por el Gobierno de Johnson, que pide ahora "estar alerta" cara a un desconfinamiento gradual.

Los gobiernos autónomos de Escocia, Gales e Irlanda del Norte, que tienen sus propias competencias para gestionar la crisis, prorrogaron  esta semana el confinamiento hasta el 28 de mayo.

El nuevo eslogan del Gobierno de "estar alerta", difundido antes de la comparecencia del primer ministro, ha sido criticado por toda la oposición política, que le achaca "falta de claridad", y ha suscitado el sarcasmo en las redes.

En un mensaje a la nación, el primer ministro anunció este domingo que no se relajarán las medidas de confinamiento esta semana, pero comenzará un proceso por fases que podría permitir el regreso a clases el 1 de junio.

Las medidas de confinamiento se dividirán en cinco etapas, de las cuales la cinco es la más riesgosa, que prevé la saturación de los servicios hospitalarios.

En la fase cuatro, en la que se encuentran, se permitirá a partir de esta semana realizar actividades físicas en la calle, podrán hacer ejercicio en conjunto con las personas con las que viven, pero deberán mantener la distancia social con el resto, para asegurar que así suceda se impondrán nuevas multas.

De igual manera algunos trabajadores que no puedan realizar sus actividades en casa, como los de manufactura y construcción, podrán volver a sus centros de trabajo sólo si cuentan con las medidas de seguridad suficientes para garantizar la salud de sus empleados.

Se privilegiará la llegada a los centros de trabajo caminando, en bicicleta o auto, mientras que en el transporte se seguirá de forma estricta las medidas de distanciamiento social que indican que se deben guardar dos metros entre una persona y otra.

Para dar pasos a nuevas medidas se debe asegurar un menor número de contagios y decesos, así como un mejor rastreo de la enfermedad, una mejor protección en las casas de asistencia y asegurar equipos de salvaguarda personal a los trabajadores en los hospitales y centros de atención.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.