• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Naciones Unidas emprende una campaña mundial en miras a detener la degradación de la tierra en todo el planeta.

Naciones Unidas emprende una campaña mundial en miras a detener la degradación de la tierra en todo el planeta. | Foto: Getty Images

Publicado 17 junio 2019

Cada 17 de junio, el planeta se prepara para una jornada más contra la desertificación, la sequía y sus inminentes consecuencias en todo el planeta Tierra.

A propósito de la celebración del Día Mundial contra la Desertificación y la Sequía, ecologistas, movimientos ambientalistas y la colectividad en general se manifiestan en franca preocupación ante los flagelos que pudiesen infligir estos fenómenos en el planeta actualmente. 

LEA TAMBIÉN:

China y EE.UU. polos opuestos en lucha contra la contaminación

La desertificación representa una inminente degradación y deterioro ecológico de suelos fértiles y productivos, en términos del potencial biológico que pudiesen proveer estos pedazos de tierra.

A raíz de este fenómeno ambiental, la humanidad desecha importantes recursos que permitirían la perpetuación de la especie humana en el planeta.

Muchas son las causas de la desertificación y la sequía en la actualidad. Entre estos detonantes, resaltan la explotación de los recursos naturales, la práctica de la agricultura convencional no sustentable, el crecimiento poblacional y sus actividades agrícolas, agropecuarias, industriales, mineras y domésticas, además de la indiscriminada explotación de los recursos naturales.

Estas razones derivan en evidentes consecuencias ante el impacto ambiental que ambos fenómenos ambientales generan al planeta y sus procesos naturales:

1. Estudios afirman que, como consecuencia directa del aumento de la desertificación y la consiguiente sequía, se reducirá el 50 por ciento de la producción de alimentos generada por la agricultura desarrollada en el mundo.

2. Los seres vivos comenzarán a experimentar un detrimento en su calidad y proyección de vida debido a la alteración en las propiedades del aire, agua, suelo, flora y fauna.

3. Existen altas probabilidades de la reducción de la población, debido a la vulneración de la seguridad alimenticia, por la falta de terrenos fértiles que permitan la reforestación y agricultura ecológica sostenible.

4. El medio ambiente se encuentra bajo un proceso de resentimiento, mismo que ha desencadenado comprobables desequilibrios de tipo ecológico. 

Ambientalistas del mundo apuestan porque los gobernantes vuelquen la mirada y presten real atención a políticas que permitan la detención de estos procesos de deterioro ambiental. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.