• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Partidarios del Frente de Todos celebran la victoria electoral de Alberto Fernández la noche del domingo en Buenos Aires.

Partidarios del Frente de Todos celebran la victoria electoral de Alberto Fernández la noche del domingo en Buenos Aires. | Foto: Reuters

Publicado 28 octubre 2019

Alberto Fernández asumirá la presidencia como su segunda experiencia en un cargo público, luego de haber sido elegido en el 2000 como legislador en la Ciudad de Buenos Aires (capital).

Argentina eligió este domingo al candidato por el Frente de Todos, Alberto Fernández, como el presidente del país suramericano para el período 2019-2023, así como vicepresidenta a la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner (CFK).

LEA TAMBIÉN:
En fotos: jornada electoral del 27-O en América Latina

Alberto Fernández iniciará su primer mandato como presidente de Argentina el 10 de diciembre próximo, para enfrentarse a un complejo escenario de crisis económica, donde su principal reto será detener el declive de la economía en el país. 

A pesar de separarse del Gobierno de Cristina Fernández en 2008, el virtual presidente electo argentino aglutinó las fuerzas del peronismo desde su nombramiento como candidato, a fin de evitar la reelección de Mauricio Macri, quien le entrega un país nuevamente endeudado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y con una tasa de inflación de 57,3 por ciento.

Las primeras tareas que deberá abordar el Gobierno de Fernández será renegociar con el FMI la deuda externa y crear un Consejo Económico y Social para "frenar la inercia inflacionaria, discutir mecanismos de traspaso de inflación a precios más moderados y generar mecanismos de actualización del salario real consistentes con los empresarios y los sindicatos", de acuerdo con Matías Kulfas, colaborador del futuro presidente.

Kulfas, exdirector del Banco Nación, indicó que en el Gobierno de Fernández el motor de la economía será el sector de las exportaciones, para lo cual se buscará tener un dólar competitivo.

Alberto Fernández, un abogado de 60 años de edad, tiene sobrada experiencia en el ámbito económico ya que durante su gestión al lado del expresidente Néstor Kischner, entre 2003 y 2007, diseñó junto al equipo económico la reestructuración de la deuda externa y finalizó el anterior pago al FMI.

"Las políticas neoliberales lastiman a los que menos tienen. Tenemos que poner en marcha la economía. Si no lo hacemos, vamos a seguir con problemas de producción, se van a profundizar el desempleo y la pobreza", advirtió durante uno de sus últimos actos de campaña.

Durante el Gobierno de Kirchner ocupó la estratégica Jefatura de Gabinete de Ministros, cargo que mantuvo durante el primer año de gestión de Cristina Fernández, quien ahora será su vicepresidenta.

En Mar del Plata, la ciudad argentina con mayor desempleo de la nación, hizo la promesa de no fallar a sus votantes y dijo que se compromete a la firma de "un contrato moral y ético para hacer la Argentina que atienda a los desposeídos, a los olvidados y para hacer una Argentina que vuelva a crecer". 

Alberto Fernández asumirá la presidencia como su segunda experiencia en un cargo público, luego de haber sido elegido en el 2000 como legislador en la Ciudad de Buenos Aires (capital).

Cristina Fernández: de vuelta a la Casa Rosada 

“Venimos a reparar lo que rompieron otros”, este es el paradigma con el que cuenta Cristina Fernández de Kirchner, tras volver a la Casa Rosada luego de cuatro años, ahora como vicepresidenta.

La exmandataria, quien contaba en las encuestas con la mayor intención de votos para la reelección, cedió la candidatura a Alberto para acompañarlo como compañera de fórmula presidencial.

La nueva número dos del Gobierno de Argentina, quien continuó las políticas progresistas de su esposo en los mandatos de 2007 al 2015, tiene entre los logros sociales y económicos de su gestión la reducción de la "torta del endeudamiento" interno y externo en la nación austral.

Asimismo, Cristina hizo frente a la postura de los demandantes de los fondos buitres al apelar ante la Corte Suprema de EE.UU., que dictaminó que el juez neoyorquino Thomas Griesa, no tenía derecho de embargar los activos del Banco Central de Argentina.

La senadora por la provincia de Buenos Aires, fomentó la integración regional con el resto de América Latina y decretó políticas como la reestatización de empresas y fondos de previsión social, asignación universal por hijo, ley de matrimonio igualitario, apuesta a la unidad regional y geopolítica contra hegemónica, entre otras.

Durante sus ocho años de mandato, de acuerdo a cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el desempleo se situó en 6,9 por ciento, cifra elevada nuevamente por Macri cuando los índices de desempleo rayarán los 10, 6 por ciento antes de finalizar 2019. 

"Si no se democratiza la economía va a ser muy difícil construir una sociedad mejor y superar esta realidad que estamos sufriendo. "No hay sociedades buenas que se desarrollen en paz si el crecimiento no es equitativo y se superan las grandes brechas de desigualdad", argumentó Fernández. 

La fórmula Fernández – Fernández ya había sido la más votada en la primarias (PASO) de agosto, con el 47.01 por ciento de los votos, por lo que la victoria del Frente de Todos ya se avisoraba.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.